miércoles, 2 de agosto de 2017

¿ Un cliente al día?




Todos saben y es normal que la mayoría de las escorts atiendan a varios clientes al día, es por esto que entiendo el escepticismo que algunos llegan a mantener al conocerme, sin embargo, no es mi caso y una gran parte de los que me buscan aprecian esos detalles.


Yo sólo doy un servicio al día y se debe a tres razones:

*Respeto.

*Higiene.

*Energía.

Creo profundamente que mis clientes se merecen que la persona que han contratado, llegue llena de energía, dispuesta a disfrutar cada instante juntos y no con las sobras de ánimo después de haber recorrido la ciudad de motel en motel o una habitación tras otra.

No me parece correcto intimar con alguien que probablemente no podrá notar mi aroma por estar mezclado con el perfume de otros hombres. Incluso mi sexo, aun después de bañarme es probable que el penetrante aroma y sabor del lubricante sigan presentes (Sin importar si sólo es paranoia mía).



Así como yo me esfuerzo en organizar mi tiempo y compromisos para acudir a nuestros encuentros, sé que los caballeros también lo hacen y esperan recibir a una persona radiante de alegría, con una sonrisa reconfortante, una actitud excelente y una charla amena, justamente para relajarse y ser mimados, no para encontrarse con un cansado manojo de nervios (como dicen en México).

Considero que parte de la calidad de un buen servicio, sobre todo bajo el esquema GFE (Girlfriend Experience), es reservar mi día como una auténtica novia lo haría, prepararme para dedicar mi escénica en un encuentro y al terminarlo saber que no habrá nadie después de él, sus besos y caricias fueron los únicos.

Debo mencionar que no intento decir que así sea un día normal para otras escorts, sin embargo para mi sí sería de esta forma. Sinceramente no me sentiría cómoda viendo a varias personas una misma tarde, por muchas duchas que tomara, no me sentiría limpia, estaría realmente cansada pensando en casa y quizá no prestaría atención a nada y eso es una terrible falta de respeto que no estoy dispuesta a permitir.




Existen algunas excepciones en las cuales veo a máximo 2 personas por día: 

La primera es qué, mi cliente así lo pida, es decir, que no le importe o no disponga de tiempo para otra ocasión y, algunas veces forma parte de un gusto personal.

La segunda es similar a lo anterior pero sucede qué, más de un tercio de mis citas no son de índole sexual, literalmente nuestros encuentros son para charlar, por lo que realizo la primera excepción. Y claro, todo esto si tengo energía.

Cada chica tiene su propia forma de trabajar e implementa las reglas y condiciones que mejor le convenga. Tanto señoritas como caballeros, sabemos que es un negocio, en el que yo en lo personal, prefiero calidad sobre cantidad.


Espero que con esto se vaya desvaneciendo, al menos un poco, el estereotipo de una escort.
Gracias por leerme, besos.

1 comentario:

  1. Hermosa e inteligente, aunque perfectamente sabes que tienes ninguna necesidad de explicarnos del porque de tus decisiones, si nos haces saber que eres una garantía de belleza, inteligencia, simpatía e higiene.
    Felicidades mi pequeña Palomita geisha.

    ResponderEliminar